Causa Klotzman: Sentencia


4 PERPETUAS.


Los cuatro genocidas que se sentaron en el banquillo de los acusados el 23 de septiembre de 2020, al iniciarse las audiencias de la causa conocida como "Klotzman", recibieron la pena máxima. 
Los acusados formaban parte de "operativos conjuntos" realizados entre la patota del Destacamento de Inteligencia 121 y la patota de la Policía Federal.
Jorge Fariña, Capitán del Ejército, miembro del Destacamento de Inteligencia 121, fue hallado culpable no sólo de privaciones ilegales de libertad, tormentos y homicidios sino además, de la supresión de identidad de la hija de Cecilia Beatriz Barral y Ricardo. La niña nació durante el cautiverio de su madre y recuperó su identidad en 2011 (nieta Nº 104).
Federico Almeder, René Langlois y Enrique Andrés López fueron los policías federales investigados y condenados. Cabe remarcar que López ya tenía un condena anterior por ser el apropiador del nieto Nº 109, Pablo Athanasiu Laschan.

La causa había sido elevada a juicio oral en 2015, pero el inicio se pospuso en varias oportunidades. Ello implicó que algunos de los procesados no reciban el castigo que nuestras leyes imponen:  fallecieron antes de llegar al tribunal Juan Dibb, Luis Paulino Coronel y Rubén Oscar Jaime. Por otro lado tanto Alfredo Sotera como Ramón Genaro Díaz Bessone accedieron al beneficio de suspensión del proceso en su contra tras ser declarados "incapaces" de enfrentar un juicio.

El Juicio:

El juicio oral inicio el septiembre de 2020 y finalizó en julio de 2021. Sus audiencias se llevaron a cabo de modo virtual ,dada la pandemia. Los jueces que integraron el tribunal fueron Osvaldo Facciano, Eugenio Ferrero y Mariela Rojas.

Durante casi 11 meses se investigaron hechos relacionados a 29 víctimas, militantes o relacionadas al PRT-ERP. De las 29 víctimas que trató este juicio, sólo 2 eran sobrevivientes y gracias a ellos se pudo establecer la ubicación del Centro Clandestino de Detención denominado "Quinta Operacional de Fisherton" donde fueron vistas algunas de las víctimas de esta causa. 

La sentencia fue contundente como se esperaba, aunque lamentablemente los cuatro gozan del beneficio de la prisión domiciliaria.

¡LOS JUZGA UN TRIBUNAL, LOS CONDENAMOS TODXS!





Entradas populares de este blog

Contra el LAWFARE a la santafesina

Juicio Díaz Bessone: Memorias de Alejandra

Informe: Primer juicio a genocidas en Rosario