Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Juicio Díaz Bessone: Ana y su hermana

Ana Moro no paró nunca de buscar a su hermana Miriam y a su cuñado Roberto De Vicenzo, secuestrados y desaparecidos en septiembre de 1976 en Rosario por las patotas ilegales del terrorismo de estado. Fundadora de Familiares de Desaparecidos de Rosario, tanto persistió en la lucha, que los encontró. Primero a Miriam ‒apenas entrada la democracia‒ asesinada de once balazos y enterrada en el osario común del cementerio de Casilda. Y este año a Roberto, quien había sido sepultado en una tumba NN en la necrópolis de Barrancas. Este martes Ana declaró en el juicio que investiga los delitos de lesa humanidad cometidos en el Servicio de Informaciones de la policía de Rosario durante la dictadura ‒lugar en el que estuvo detenida‒, y dio testimonio de su treinta y cuatro años de pelea. Ana Moro declaró que el 21 de mayo de 1977 fue secuestrada junto a su marido Juan Cheroni, y que luego corrieron la misma suerte su cuñado Hugo y su concuñada Stella Porotto ‒quienes también brindaron su testimon

Juicio Díaz Bessone: Complican aún más a Marcote, "el violador oficial" del SI

Este martes se presentaron otros cuatro testigos en el juicio Díaz Bessone. Benito Espinoza, Mirta Isabel Castellini, Daniel Gustavo Gollán, Juan José Gollán aportaron valiosos testimonios que permiten continuar la reconstrucción de lo que fue el centro clandestino de detención que funcionó durante la dictadura en el Servicio e Informaciones (SI) de la policía. Los relatos de los sobrevivientes, coincidieron en la descripción del los terribles tormentos que eran práctica sistemática en aquel antro de muerte, en línea con todos los escuchados desde que se inció el juicio, el 21 de julio de este año. Los cuatro testimonios brindados este martes complicaron aún más la suerte de los acusados e identificaron los nombre de varios represores más, entre los que se nombraron, a Managua, Vallejos, Sargento, Darío Fermoselle, Diego Portillos, Marcote, el Ciego Lofiego, Pirincha, Archie, Kunfito, Costeleta, Scortechini. También apuntaron los testigos de este martes el rol de los detenidos acus

Juicio Díaz Bessone: Cinco testigos del terror

Este lunes declararon otros cinco testigos en el juicio Díaz Bessone. Daniel Bas y Mansilla, Tomasa Verdún, Francisca Van Bove, María Isabel Crocetti y Carmen Lucero relataron sus secuestros, los tormentos a los que fueron sometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en el Servicio de Informaciones de la policía, y apuntaron pruebas contundentes contra los represores que actuaron durante la dictadura en el ex jefatura de policía. Carmen Lucero dio un testimonio extenso y minucioso en el que recordó nombres de sus compañeros de cautiverio y mencionó una larga lista de represores que registró durante su detención. Danil Bas y Mansilla recordó a los desparecidos Daniel Farías, Analía Minetti quienes estaban terriblemente golpeados, "estaban como estábamos la mayoría”, dijo y remarcó “el particular el ensañamiento con las mujeres” por parte de los represores del SI . “Lo que me pasó no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo”, dijo por su parte Tomasa Verdún, qui

Juicio Díaz Bessone: “Hijos de puta”

En otro de los conmovedores testimonios escuchados en el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario, donde se juzga a los represores de la dictadura que actuaron en el Servicio de Informaciones de la policía, Carmen Lucero, una de las testigos que declaró este lunes, sacudió el espíritu de los magistrados al punto que la jueza Beatriz Caballero, al final de la audiencia le preguntó “¿como continuó su vida después de esta experiencia?”. Lucero, que tenía sólo 16 años cuando fue detenida, realizó un relato minucioso de los vejámenes a los que fue sometida durante el terrorismo de estado, no dejó flanco abierto a los defensores de los represores a quienes “dio un paseo” cuando intentaron hacerle alguna pregunta capciosa y culminó su declaración parada, dada vuelta, mirando a la cara a los acusados, haciendo la V de la victoria y gritándoles “Hijos de puta”. Carmen Lucero una de las sobrevivientes del Servicio de Informaciones (SI) de la policía de Rosario, el centro de exterminio que condujo e

Juicio Díaz Bessone: El cinismo de Marcote, el “violador oficial” del Servicio de Informaciones

El represor de la dictadura Mario “El Cura” Marcote, uno de los seis acusados de “asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad y aplicación de torturas”, que están siendo juzgado en los tribunales federales de Rosario, solicitó este miércoles ampliar su declaración indagatoria a los jueces del Tribunal Oral Federal N° 2 de Rosario, para contestar los dichos de una de las ex detenidas, que lo señaló como “un violador serial”. Luego de la intensa jornada de testimonios brindados el martes, en la que cuatro mujeres –sobrevivientes del centro de detención y exterminio que funcionó en el SI– coincidieron en subrayar los delitos sexuales cometidos por Marcote, el represor intentó defenderse de esa acusación y poner en contradicción una de las denuncias. “Se ha incluido en este juicio la declaración de Stella Maris Hernández cuya declaración del año 84 fue desestimada por la Cámara. No me imputaron ese hecho y por eso no quedé detenido por la obediencia de vida que no cubría este

Juicio Díaz Bessone: Del frigorífico a la carnicería

Por Juane Basso. Los relatos de los sobrevivientes del centro clandestino de detención que se montó durante la dictadura en el Servicio de Informaciones (SI) de la ex Jefatura de policía de Rosario, se ensamblan como piezas de un rompecabezas. En la medida que el puzzle del terror que se vivió en el SI se completa, reconstruye la imagen integral de lo que fue aquel infierno, permite ver los contextos, y así explicar sus porqués y sus cómo. Los testimonios de este miércoles brindados en el jucio a la patota de Feced, en especial los de la familia Marciani ‒tres obreras que trabajaban en los frigoríficos Swift y C.A.P‒, dieron cuenta de la crueldad sin límites de los torturadores ‒las tres estaban embarazadas, parieron en el SI y una murió junto a su bebé‒, y del objetivo político-militar del genocidio ‒domesticar al cuerpo social, en especial a la clase trabajadora, y aniquilar su capacidad de organización‒. Las hermanas Teresita y Gladys Marciani, y la sobrina de ellas, Gladys Noemí

Juicio Díaz Bessone: "El silencio también tiene que tener una condena”

Este martes declararon cinco ex presos políticos del Servicio de Informaciones, que fueron secuestrados y llevados ahí, por la patota de Agustín Feced al igual que otros 2000 detenidos-desparecidos de la dictadura. Carlos Arroyo, Stella Hernández, Marían Inés Luchetti de Bettanin, Élida Deheza y Víctor Salami repasaron los tremendos hechos que vivieron ellos y sus compañeros de cautiverio en aquel centro de tortura y muerte. “He visto violación de compañeras, compañeros con partes del cuerpo quemadas, destruidos. El mayor deseo era una muerte rápida”, declaró Salami. “Todos estos años me he dedicado a buscar a los que no están. Los imputados tienen la misma memoria que nosotros. Digan a dónde están los compañeros, donde están Alicia (Tierra) y Alberto (Tion)”, reclamó Deheza. “ El primero en dar testimonio este martes fue Salami, el “Negro”. Uno de los pasajes más conmovedores de lo que relató Salami, tuvo lugar cuando pidió permiso a los jueces para recordar un episodio terrible: “

Juicio Díaz Bessone: "Pese a todo, no pudieron vencer"

En el marco de una intensa jornada de audiencias, en las que declararon cinco testigos, la sobreviviente del centro clandestino de detenciones que funcionó en el Servicio de Informaciones de la policía local (SI), Stella Hernández, en su testimonio de este martes ante el Tribunal Oral Federal N°2 de Rosario (TOF2), pidió que "se declare la violación como delito de lesa humanidad". Tras un relato estremecedor de lo ocurrido durante su cautiverio, que culminó con un estruendoso aplauso de amigos y compañeros que hicieron explotar la sala, la testigo expresó: "Quiero que todos los que están acá se vayan con esta imagen del genocidio atroz, pero también que sepan que pudimos sobrevivir en base a la solidaridad y la alegría. Pese a todo lo que han hecho, no pudieron vencer. La testigo declaró que "para entender lo que fue el SI hay que saber que no sólo se buscaba obtener información precisa sobre algo, sino que se buscaba hacer el mal: era la banalidad del mal".

Juicio Díaz Bessone: “El ejército argentino fue la escoba del poder económico”

María Inés Luchetti de Bettanin, testigo del infierno del Servicio de Informaciones donde funcionó el centro de exterminio con más detenidos de la provincia de Santa Fe, declaró este martes en una ronda de cinco testigos. “Quiero acusar al ejército argentino de traición a la patria ‒señaló‒, y decir que fueron la escoba de los intereses extranjeros y el poder económico, que barrió con los resortes de la nación que podían desarrollar un país independiente y con justicia social”. La crueldad con las embarazadas que estuvieron detenidas en el SI, que narró Bettanin, conmovió a los tres jueces del tribunal de calle Oroño. La sobreviviente recordó que en su familia hay tres asesinados y cuatro desaparecidos por la dictadura ‒uno de ellos, su marido Leonardo Bettanin, quien fuera diputado justicialista‒. En el inicio de su testimonio Bettanin manifestó su “identidad peronista”, recordó que si bien en ese momento ella “no estaba militando orgánicamente”, su compañero Leonardo y otros f